ALGUIEN MUY ESPECIAL A QUIEN NUNCA OLVIDARÉ

Hace cosa de 7 u 8 años aproximadamente, conocí a un chico en una radio por internet, le había escrito una o dos veces.

Tenía una voz bonita y su música era interesante. La verdad que en esas dos escuchas se quedó todo, no recuerdo si él me escucho a mí alguna vez o no. Pasados algunos meses la radio hizo una quedada donde fuimos los dos. Aunque él llego un poco más tarde. Fué una velada muy agradable.

Cuando ya me iba nos pedimos los teléfonos, pero vino un pequeño marrón y es que los ascensores estaban cerrados. Menuda vergüenza el chico guapo me tenía que bajar por las escaleras. Me despedí de ellos y no recuerdo bien si me fui a mi casa o a la residencia. Nos pasamos media noche hablando y al final quedamos para el día siguiente. yo estaba súper nerviosa, La verdad qué es el chico me gustaba mucho, muchísimo. El día siguiente fue largo pero por fin llegó la hora. Fuimos al Retiro, dimos una vuelta y nos sentamos (y digo nos porque con dos narices me cogió y me sentó con él) en un banco.

Para mi gusto un poco lejos el uno del otro. Así que ni corta ni perezosa empecé a culear para acercarme a él y tímidamente él también se me acercó. Al final todo fue súper bonito. Nos llegamos a coger la mano e incluso a darnos nuestro primer beso. esa semana fué súper especial. Cuando yo terminaba mis cosas en la residencia él siempre me estaba esperando en la recepción. Todo el mundo se metía conmigo con que menudo novio más guapo y alto me había echado. Yo salía corriendo muerta de vergüenza.

El primer fin de semana fué algo inolvidable. Sus padres se habían ido al pueblo y me pidió que me fuera a pasar una noche con él. Enseguida le dije que sí, pero no fui capaz de avisar de que esa noche no volvería. Cuando llegamos a su casa todo fué especial desde el minuto -1, todo fué bonito. Pero más lo fue cuando acabamos los dos tumbados en su cama por petición suya. Claro está me tuvo que tumbar y accedió sin salir corriendo.Todo lo que me llevaba imaginando y deseando durante toda mi vida estaba ocurriendo.

Yo empecé a ponerme muy nerviosa, Porque claro mi movilidad en la cama es nula y yo me sentía súper mal. Me empezaron a dar unos expasmos por todo el cuerpo y me dió por decir que tenía miedo. Que no es que me diera, es que lo tenía de verdad. Él no paraba de darme besos y abrazos y de decirme que me quería y me tranquilizara.

Gracias a él lo fui consiguiendo. Llegó el momento de la penetración, y lo conseguimos. Yo la verdad no estaba sintiendo mucho, no sé si porque está muy nerviosa o por mi enfermedad. Pero estaba haciendo el momento más bonito de mi vida, hasta que pronunció las mágicas palabras “Te estás haciendo de vientre”. Me quería morir, pero por suerte él actuó bien y lo hizo mucho más fácil. Ya por la mañana recogimos todo y nos fuimos de allí.

También recuerdo momentos como el viaje a Aranjuez, por ejemplo. Que creo que fué a la semana siguiente. Habíamos avisado que lo haríamos y que por favor también el tren lo tenian que cambiar de via para poder subir con la silla, pero creo que no lo hicieron y tuvimos qué esperar. Cuando llegamos a Aranjuez resultó que era fiesta y no pudimos ver nada ya que no había nada abierto, pero pasamos un día muy agradable paseando por allí. De repente vimos un tren de esos que van por los pueblos y se me antojo montarme. Fué a ver si era accesible y no lo era, pero nos citaron a una hora para ayudarle a subirme. Seguimos dando una vuelta y a la hora indicada estábamos en el sitio. Les costó mogollón subirme, incluso entre 3.

Fué algo súper emocionante. Todo esto que he contado fué solo el principio. Pasado el primer mes me trajo una bonita flor, y durante los meses siguientes siguieron viniendo algunas cosas más. Cuando yo estaba en casa los fines de semana y me quedaba sola, siempre aprovechamos para pasar tiempo solos. Cosa que no ocurría muy a menudo.

En la última temporada que estuvimos juntos yo estaba un poco malita. Tenía problemas con la sonda. Un día él iba a irse a no sé dónde pero yo comenté en casa que si seguía sangrando tanto al día siguiente me iba a urgencias, y sin decir nada se quedó en casa. Cuando le avisamos se plantó en el hospital en media hora. Nadie lo había hecho antes por mí.

El último verano que pasamos juntos conseguí gracias a la directora del hotel dónde estábamos que viniera para nuestro aniversario. Casi muero de alegría. Íbamos a pasar los dos solos unos días. pero la alegría se me fué pronto. La habitación donde él estaría yo no podría entrar. Menudo trauma. Pero al final lo conseguimos arreglar. Fueron unos días increíbles. Los mejores de mi vida. Mis padres abajo y nosotros arriba, pero haciendo nuestra vida.

Cuando llegamos a Madrid todo cambio, él se distanció de mí hasta justo el día de mí cumpleaños. Pero como yo no soy tonta y sabía lo que iba a pasar, lo ignore. No iba a dejar que me estropearan mi día así que hablamos en unos días y nos dejamos de mutuo acuerdo.

Nos estuvimos viendo durante algún tiempo, incluso cuando le operaron de la rodilla yo le fui a ver a su casa. De vez en cuando me meto en su Facebook y algo se de él. Hace dos años me operaron y sé que la madre se lo dijo, pero ni siquiera fué capaz de llamarme. Actualmente solo sé de él por Facebook. Le echo de menos ¡No sabéis cuanto! Y es como si me hubieran arrancado un brazo y la cabeza, esto es insoportable sé que si me pidiera volver le diría que sí sin pensarlo a pesar de muchas cosas que pasaron entre nosotros. Después de unos días de escribir esto me he atrevido a felicitarle la Navidad y la verdad que no ha sido una mala experiencia.

Un comentario sobre "ALGUIEN MUY ESPECIAL A QUIEN NUNCA OLVIDARÉ"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s