Los timbres fantasmagóricos de Paraplejicos

Ricardo estaba ingresado en Paraplejicos y estaba casi seguro de que en su planta C3 había un fantasma que de vez en cuando salía a pasear.

Cambiaba las comidas que venían en las bandejas de fácil masticación por unas más duras, lo que hacía que los pacientes se ahogasen con más facilidad. Cogía las sondas de los carros de las enfermeras y aparecían metidos en los agujeros de los enchufes o, lo que es peor, en los agujeros de las traqueotomias de los pacientes.

Cuando la gente dormía y las enfermeras y auxiliares estaban de lo más ocupados nuestro querido fantasma se paseaba por todas las habitaciones tocando los timbres a diestro y siniestro volviendo loco a todo el personal que estuviese en ese momento en planta.

Ricardo empezó a correr la voz entre los pacientes de la presencia del fantasma y muchos le creían pero otros tantos pensaban que estaba medio loco . Hasta que nuestro fantasma decidía hacerles alguna broma como el día en que a Jorge, uno de los ingresados, le desapareció su silla de ruedas y se tuvo que quedar en cama toda la mañana hasta que la encontraron en el mirador de la planta.

Toda la dirección está loca buscando una solución pero de momento no ha conseguido exterminar a nuestro fantasmi que ya es uno más de la familia y aunque es la locura de los trabajadores hace los días más agradables a los pacientes.

Seguiremos informando desde el hospital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s