Compartiendo el mismo hobby

Desde hace menos de un año encontré una aficion y es coleccionar plantas suculentas o crasas.

La verdad es que me parece una afición muy bonita, ya que si les dedicas un poco de tiempo y la riegas lo necesario ves como poco a poco va habiendo cambios en ellas, y la verdad es algo que a mí me gusta mucho, el ver como algo que vas cuidando cada día va dando sus frutos y de vez en cuando te sorprende con una hojita o incluso hasta con una flor. Me parece algo muy interesante.

Pero con este hobby me he dado cuenta que lo comparto con muchísima gente, algunos que ya conozco y otros que me he ido encontrando por el camino. Estos últimos han sido muchos y la verdad que he tenido suerte en general, también se que he defraudado a mucha gente porque he hecho cosas que luego no he podido cumplir.

Si tengo que escoger a alguien de todas las personas con las que me he ido encontrando, me quedo con Pablo, alguien del que todo el mundo hablaba muy bien y con quién había hablado alguna vez, pero al final nunca había llegado a hacerle un pedido seriamente, pero esta vez había llegado la definitiva y tenía claro en quien iba a confiar, era mi cumpleaños e iba a escoger lo mejor.

Así que me puse en contacto con los dos mejores Matilde y Pablo, a la primera la pedí solo una plantita y me la asignó, pero al final me quedé con las ganas porque a la hora de la verdad nadie se puso en contacto conmigo.

Pero con Pablo todo fue diferente, desde el minuto uno siempre ha estado pendiente de qué era lo que quería y a la hora del envío también pendiente de cuadrar el día exacto para que las plantitas no se pusieran malas.

Pero no solo eso, me fue enseñando de cómo hacía todo el proceso de preparación y empaquetado. El paquete llegó súper rápido y además súper bien presentado, y no solo eso, también con una felicitación de cumpleaños, y a la hora de desempaquetar todo fue coser y cantar, cosa que se agradece, porque muchas veces la gente cuando envuelve las plantas solo tienen en cuenta que no se salga la tierra pero no tiene en cuenta para el tipo de persona a la que se lo esta mandando. Que a mi parecer eso también es importante, para poder buscar una forma lo más fácil posible para que la persona destinataria pueda deshacer el paquete, como hizo Pablo.

Por eso desde aquí te doy las gracias públicamente por tratar a la gente como la tratas y por la dedicación que pones con el hobby que tenemos en común.

Espero poder conocerte algún día en persona.