Un cumpleaños con nuevo disco bajo el brazo.

Hoy alguien a quien admiro mucho y adoro cumple años, y lo hace con nuevo disco bajo el brazo, después de unos cuantos años sin publicar y tras ganar una de las últimas ediciones de «Tu Cara Me Suena» y volverse a su tierra a trabajar en Canal Sur en el programa «Tierra de talento» nos sorprende con un EP de cuatro canciones que se llama «Tratado de Paz»

Sigo a María desde hace muchos años, desde cuándo sacó su «primer» disco En Los Tejados Donde Fuimos Más que Amigos», dónde nos contaba sus historias con la música desde pequeña.

Era emocionante cada vez que llegaban nuevos conocimientos de la cantonta como ella se hacía llamar en broma. Cada vez una nueva aventura bajo el brazo pero no menos excitante.

Creo que hoy abiertamente puedo decir que gracias a María aprendí a ser la medio persona que me faltaba ser a mi edad, es decir, gracias a ella conseguí salir de mi zona de confort y empecé a salir hasta más tarde y comencé a hacer cosas que nunca había hecho. Toda una experiencia.

Seguir a María no ha sido fácil, porque cuando hacía conciertos más veces de las debidas las salas no estaban adaptadas para que pudiera entrar y ahí era cuando la gente que íbamos a ver a María y la mayoría de las veces la gente que trabajan en las salas sacaban su parte más solidaria y entre todos me metían en la sala para poder ver el concierto con los demás.

A parte de todo esto recuerdo de haber ido a algún pueblo de al rededor de Madrid, incluso en Toledo hice noche con mi buena amiga Rosalba, un día memorable para el recuerdo.

Reservamos una habitación en un hotel supuestamente accesible. Y cuando llegamos nos encontramos con un pedazo de escalón alucinante y a un hombre que no hablaba castellano poniendo cajas de fruta de plástico cómo rampa. No supimos si echarnos a reír o a correr, porque no podíamos explicarle que por ahí la silla no podía subir porque había peligro de caída. Pero al final con un poco de voluntad del hombre y un poco de fuerza bruta de mi amiga acabamos subiendo.

Ahora, segunda parte de la jugada, habíamos pedido dos colchones en la cama para que así fuese más fácil manejarme y que yo me pudiese pasar sola de la silla la ploma y al contrario pues solo nos habían puesto uno, ¿Y como le explicábamos eso al buen hombre? Pues bien por suerte apareció una mujer que si qué entendía algo de castellano así que por fin pudimos explicar el problema que teníamos.

Historias para no dormir aparte desde aquí, querida María Villalón te deseamos mucha suerte con tu nuevo EP y un feliz cumpleaños 🥳🥳🥳