Y llegó el milagro. 👨‍🦼👩‍🦼

Por fin después de un año y pico, de haber conocido de verdad lo que es la verdadera soledad no deseada, ya que la gente en los buenos momentos te adora pero en los malos tiempos si te he visto no me acuerdo y te pega una patada en el culo sin billete de vuelta.

Pero esto lo único que ha hecho es hacerme más fuerte 💪 y saber en cada momento con quien y como puedo contar.

Gracias infinitas a todos los que habéis estado a mi lado desde el principio hasta el final, pero gracias también a los que os quedasteis en el camino.

Aunque no lo creáis valoro mucho el tiempo que pasasteis a mi lado, porque de todos me llevo una enseñanza, en su mayoría buena y creerme que una y mil veces más volvería a echar el tiempo atrás para hacer las cosas de difere manera y volveros a tener en mi vida.

No me puedo olvidar de tres personas muy importantes para mí, mi madre, José Antonio y Carmen.

Gracias por estar ahí siempre, en los momentos en los que los días soleados se convierten en nublados y no encuentro la forma de llegar al final del túnel.

Por un 2023 lleno de aventuras y buenos propósitos vamos a por todo y mucho más.