Y estamos de vuelta «o eso creo»

Pues aquí estoy de nuevo tras un tiempo sin aparecer por aquí.

Durante este tiempo he comprobado de nuevo que no soy imprescindible para nadie y que el concepto de amistad no es igual para todo el mundo.

Llegó el verano y con él el campamento, nadie me echó de menos o por lo menos en esos días mientras que yo me quedaba en Madrid en la cama, ni un mensaje con un te echo de menos.

Pero al volver a Madrid vuelven los mensajes, como si no hubiese pasado nada y algunos con algún te he echado de menos, quizás llegan tarde aunque sé que son verdad. Pero como siempre no sé cómo hacerle entender a la gente que me importa y que me hubiese gustado estar ahí, y ya que no he estado al menos que me hubiesen recordado, pero siempre es el mismo sentimiento de vacío y de no importarle a absolutamente a nadie.

Ojalá algún día esto cambiase y pudiese ser parte de algo o de alguien, como mucha gente lo es o lo ha sido para mí, aunque siempre haya sido a mi manera y siempre haya acabado perdiendo a las personas que más quiero, pero aunque ellas hayan decidido salirse de mi vida, siempre tendrán un hueco en mi corazón, ya que para mí siguen siendo importantes.